viernes, 4 de septiembre de 2009

En la misma temática...

¿Qué es nuestra vida sino una danza de formas efímeras?
¿No está todo cambiando constantemente, las hojas de los árboles
del parque, la luz de su habitación mientras lee esto, las
estaciones, el clima, la hora del día, la gente con que se cruza
por la calle? ¿Y nosotros qué? ¿Acaso no nos parece un sueño
todo lo que hemos hecho en el pasado? Los amigos con los que
crecimos, los lugares favoritos de nuestra infancia, las creencias
y opiniones que en otro tiempo tan apasionadamente defendíamos:
lo hemos dejado todo atrás. (...)
Las células de nuestro cuerpo mueren, las neuronas de
nuestro cerebro se deterioran, hasta la expresión de nuestra cara
está siempre cambiando según nuestro estado de ánimo. Lo que
llamamos nuestro carácter básico sólo es un «continuo mental»,
nada más. Hoy estamos contentos porque las cosas marchan
bien; mañana sentimos lo contrario. ¿Adonde se fue aquella
sensación de contento? Nuevas influencias nos dominaron cuando
cambiaron las circunstancias. Somos impermanentes, las influencias
son impermanentes, y en ninguna parte hay nada sólido
ni duradero que podamos señalar.
¿Qué puede haber más imprevisible que nuestros pensamientos
y emociones? ¿Tiene usted idea de lo que va a pensar o
sentir la semana que viene? Nuestra mente, en realidad, es tan
vacía, tan impermanente y efímera como un sueño. Observe un
pensamiento: viene, permanece un tiempo y se va. El pasado ya
ha pasado, el futuro aún no ha surgido e incluso el pensamiento
presente, mientras lo experimentamos, se convierte en pasado.
Lo único que tenemos en realidad es el ahora.

SOGYAL RIMPOCHÉ
(El libro tibetano
de la vida
y de la muerte)

2 comentarios:

Ernesto Gomez Zamacola dijo...

Como no recordarla Sol...
jamas se debe olvidar alguien con quien se compartio un fiel elixir, como es ese noble brebaje llamado cerveza, en unas latitudes tan australes...

Che esta bueno tu blog, medieron ganas de ver la peli Polanski, mas si actua Jack, es una buena combinacion!
Yo para no variar la rutina de mis fines de semana, hoy me quedo viendo "El alamo", un clasico. Es de un personaje que no apreciado, pero dicen que mas alla de todo es una gran pelicula.

Che bueno espero que andes bien... y que publique mas cosas..
Un abrazo.
Ernesto.

Ernesto Gomez Zamacola dijo...

Apreciado=aprecio